En nuestra fría visita a Nueva York en Febrero del 2014, las hamburguesas fueron la comida vedette de la estadía y conocimos lugares icónicos como Five Guys, Planet Hollywood y Shake Shack. Sin embargo, y con la intención de ahorrar, habíamos comprado unos groupones desde Argentina para algunas comidas distintas como comida árabe y unas albóndigas italianas y el clásico norteamericano Mac and Cheese.

El lugar del grupon era Sarita’s Mac and Cheese más conocido en la gran manzana por el nombre S’Mac. Fue el único groupon en el que nos arriesgamos a comprar para ir dos veces.

Ya nuestra segunda noche en NY decidimos ir a ver que onda estos macarrones. S’Mac tenía 3 sucursales en Manhattan. La elegida fue la más cercana al hotel, en el 157 E de la 33st. Les dejamos el mapa con las sucursales actuales de S’MAC.

[googlemaps https://www.google.com/maps/d/embed?mid=zb-LbJzeXa8s.k5incfBFWEzs&w=640&h=480]

Al llegar notamos que el local no era muy grande, pero por suerte había lugar para sentarse. Presentamos nuestros groupones, nos explicaron muy amablemente como era el sistema, ordenamos y nos sentamos.

El groupon incluía 2 platos tamaños Major Munch con dos bebidas. El tamaño es el segundo de 4 disponibles yendo de menor a mayor. Era una porción grande como pueden ver en la foto, la verdad es que nos costó terminarlo. Para tomar elegimos cerveza, es lo que más nos gustó de norteamerica, en cualquier lugar tenes al menos 4 variedades de cervezas artesanales para probar.

SMac_NYC

Yo elegí un Garden Lite con brocolis y champingnones y Uron un Buffalo Chicken con roquefort y pollo picante. En el momento en el que probamos nos dimos cuenta que haber comprado 2 vouchers para comer esa comida había sido un acierto.

A mitad de camino nos cambiamos los platos o mejor dicho sartenes de acero fundido (ojo que quema!) para probar del plato del otro. También ofrecen el S’Mac Sampler en el que pueden elegir hasta 8 variedades para probar,como ven en la foto queda como una pizza de variedades de mac and chesse.

SMac_sampler

Obviamente hicimos uso de nuestro segundo cupón, probando dos variedades más, el clásico Parisienne y un Alpino con queso suizo y bacon, una bomba. Definitivamente un must para probar estando en Nueva York.