El último viaje a Nueva York por suerte fue largo y duró más de 10 días. Esta fue la excusa perfecta para ir nuevamente a una ciudad que nos había enamorado: Boston. Buscando precios de hoteles para 3 personas en Junio realmente nos asustamos, una locura! Así que decidimos ir a un hostel. Hoy te contamos porqué elegimos y cómo fue nuestra estadía en el HI Boston.

Hostel vs Hotel

Sobre gustos no hay nada escrito, y si bien nosotros siempre preferimos hotel, viajamos con un amigo que está muy acostumbrado a hostels. El nos comentó que aquellos que pertenecen a Hosteling International son los mejores. Investigamos un poco más y nos convenció la idea. Reservamos directamente desde la web de HI Boston.

Esto era solo por 2 noches y sería una linda experiencia nueva para sumar en un viaje.

Ubicación

Está situado en el 19 Stuart St, en el barrio chino. Queda genial si vienen de Nueva York porque son solo 6 cuadras desde la South Station donde podrán tomar el tren Amtrak o los buses como Megabus.

 

Además, está muy cerca de 2 estaciones de subte: a 1 cuadra la estación Chinatown y a 2 la estación Tufts Medical Center, ambas de la Orange Line.

El barrio chino asegura que podamos comer rico a bajos precios. Si la comida oriental no es lo suyo, la oferta gastronómica es variada y a 2 cuadras a la redonda podemos encontrar tiendas como Starbucks, Chipotle, Panera Bread y varias pizzerías.

Habitaciones

El HI Boston ofrece distintos tipos de habitaciones. Desde la doble con baño privado hasta habitaciones compartidas de 4, 6, 7 y 8 camas (solo hombres, solo mujeres o mixtas).

Nosotros estuvimos en una habitación mixta para 4 personas. Siendo un grupo de 3 solo tendríamos que conversar con un “extraño”.

La habitación cuenta de 2 cuchetas. En la cabecera de cada cama hay un locker donde entra una valija mediana y una pequeña mesa de luz con velador y enchufes. La tarifa incluye ropa de cama y sábanas.

En la pared frente a las camas, una buena cantidad de percheros y 2 sillas. La ventana tenía una correcta cortina blackout que nos permitió dormir sin ninguna molestia de luz exterior.

Por el diseño de las camas y mesas de luz, si un compañero de cuarto está con la luz prendida la molestia visual es mínima. Sí debo decir que hubiese estado mejor una pared más gruesa ya que estábamos en el medio de 2 habitaciones de sólo mujeres y el ruido era notable por momentos.

Baños

En el pasillo donde estábamos había 5 habitaciones y 3 baños. La verdad nunca tuvimos que esperar para poder usarlo.

Cada baño individual contiene una ducha con una bella cortina que muestra el mapa del metro de Boston. Los baños cuentan con 2 dispensers de jabón, una para la pileta y otro para la ducha.

Si bien las toallas se dejan en la habitación y se pide el cambio en recepción, en el baño encontramos un estante con alfombras limpias y un depósito para dejar las usadas. Según Proxo, este detalle de categoría convertía al HI Boston en uno de los Hostels mas chetos que había visitado.

El desayuno del HI Boston

El HI Boston ofrece el desayuno en una cocina comedor enorme y bien iluminada. Si bien hay pocas mesas chicas, las mesas comunitarias son muy espaciosas.

El desayuno incluye café, infusiones varias, leche, yogurt, cereales, 2 tipos de pan, manteca y queso crema y algunas frutas bien básicas (naranjas, manzanas y bananas).

No es el típico desayuno americano con huevos y panceta pero es más que suficiente para arrancar el día con energía.

Lugares comunes

Cada piso del HI Boston está pintado con el color de alguna línea de metro de la ciudad, esto le da un lindo estilo, muy industrial y prolijo.

La planta baja donde se encuentra la recepción tiene grandes sillones y mesas para poder trabajar o relajarse. Distribuidos entre la planta baja y el sector de comedor podemos encontrar algunos juegos arcade, mesa de pool y bicicletas.

La cocina donde sirven el desayuno está disponible para ser utilizada por los huéspedes. Es una cocina grande y bien equipada para aquellos que quieren ahorrar unos mangos extras cocinando.

Conclusión

Volveríamos! Sobre todo si se trata de otra visita a la ciudad con amigos. El hostel tiene toda la onda y es muy confortable.

Si volvemos solos a Boston posiblemente intentemos alojarnos en el Boston Harborside Inn, aquel hotel donde hace unos años pasamos solo una noche. Esto no quita que nos haya encantado el Hostel, solo que en vacaciones en pareja siempre vamos a preferir la privacidad del hotel.

Por último, les comparto un post que escribió Proxo para el blog. En el nos explica ¿Por qué elegir un hostel para tu viaje?