Hoy, en una nueva edición del #MorfiDelMes les traigo un pequeño rincón de Almagro que se ganó nuestros corazones (y estómagos). Todo empezó hace unos meses durante una caminata dominguera en la que decidimos almorzar afuera. Mientras pensábamos dónde podíamos ir, recordé que un amigo me había recomendado un bolicihito que vendía buenas pastas y así caímos en nuestro lugar preferido del barrio: Doña.

Llegamos a las 12 a la esquina de Bulnes y Humahuaca, el lugar todavía presentaba mayoría de mesas vacías. Nos fuimos a sentar y nos informaron que estaban todas reservadas. A las 12.45 se caían las reservas no cumplidas, así que nos anotamos y seguimos caminando.

Volvimos 12.45 y aprovechamos la mesa de una reserva que nunca apareció. Gracias, Pablo, quién quiera que seas por no ir y dejarnos probar por primera vez estas excelentes pastas. Ese día comenzó la costumbre mensual de ir a Doña.

El lugar

Doña tiene un local chico, en época invernal entran unas 30 personas en mesas de a 2 o de a 4. En verano agregan unos 12 lugares más en la vereda. Un día intenté reservar mesa para 7 pero no  reservan para grupos tan grandes. Es elemental pedir reserva, sobre todo si se quiere ir el domingo al mediodía.

También tiene la opción de take away, pero considero que no es lo mismo. O al menos no en mi caso que vivo a unas 10 cuadras.

En caso se no tener reserva, te anotan en una lista de espera. Un domingo normal suele ser de una hora aproximadamente.

No lo recomiendo para ir con chicos inquietos, la onda del lugar es muy tranquila y si los peques están en esa etapa donde no lo podes dejar sentado 10 minutos, se te van a aburrir y no van a tener lugar por dónde caminar.

Las Pastas

Las pastas son la vedette de Doña. Suelen tener una pasta del día. La primera vez que fuimos eran las cintas de hongos con crema de Salmón y alcaparras. Fuimos por esta opción y nos enamoramos del lugar. Las cintas livianas y sabrosas, la crema un espectáculo y, por supuesto,  un rico vino acompañando la escena. Fue amor a primer bocado.

También probamos agnolottis de ricota y queso ahumado con crema de verdeo. Cintas verdes con salsa mediterránea, también gratinadas con crema de brócoli. La salsa de la casa es una bomba y el pesto le hace frente al de mi abuelo (y eso ya es decir mucho).

Lo que probamos nos gustó y mucho!

Más sobre Doña

Las mozas son muy piolas, siempre con buena onda y dispuestas a darte una recomendación sobre lo mejor que tienen en el día.

No sólo venden pastas, tienen pescados, minutas, carnes y pollo. Un día de entrada pedimos una burrata sensacional. Acá el antes y el después:

Los postres están muy buenos. Acá les dejo la foto de una panacotta que estaba muy rica!

La carta de vinos es más que apropiada y te venden la soda en sifones.

Los días de semana tienen menú del día, el de pastas $175 y el del plato del día a $195. Ambas opciones incluyen bebida y postre/café.

En fin, es nuestro lugarcito para comer rico en Almagro. Es a donde llevamos a la familia a comer cuando vienen a visitarnos.

Los invitamos a que pasen y le den una oportunidad. Esperamos sus opiniones!

Dirección: Bulnes 802 (esquina Humahuaca), Almagro.