No conozco persona que haya tenido la chance de viajar a las tierras del Tío Sam que no haya vuelto ENLOQUECIDO con las hamburguesas. Los yanquis son buenos en muchas cosas, y las hamburguesas son una de ellas. Tuve la chance de probar las conocidas y geniales Five Guys y las de Shake Shack.

Por suerte la moda de las hamburguesas copadas desembarcó en Buenos Aires hace un tiempo y la oferta de las mismas se expandió notablemente. Cuando agarra la melancolía en la oficina, nada mejor que salir a comerse una buena hamburguesa para ahogar las penas (?). La elegida de hoy es la segunda en mi ranking personal: Burger Mood.

Burguer_Mood

Esta hamburguesería (no se si existe la palabra), ofrece una hamburguesa de 160gr de carne vacuna, una variedad de sabores originales y la posibilidad de armarla como más te guste. Cómo muestra la imagen, las que vienen armadas son muy interesantes. La cuate es mi preferida y, como ven en la foto, viene con abundante guacamole.

Burguer_Mood_2

Dentro del menú también hay sanguches de pechuga de pollo que tienen muy buena pinta. La verdad que siempre que voy le “entro” a la hamburguesa. El de la foto es un Chicken Honey con el cual mi compañero de almuerzo quedó más que conforme.

Burguer_Mood_3

Una de las mejores cosas que tiene el lugar son las papas tuneadas, hoy elegimos las que tienen guacamole porque queríamos algo “más light”, pero las más elegidas por el público son las de cheddar, panceta y verdeo: una bomba. Otra característica genial de estas porciones de papas es el tamaño: son para compartir.

Burguer_Mood_4

 

La posta: con una hamburguesa simple y compartiendo papas entre 2/3 personas quedas PIPÓN!! Otro dato importante: para no discriminar a los vegetarianos se ofrece una variedad hecha con arroz yamaní.

Burger Mood queda ubicado en Viamonte 359, tienen mesas altas en planta baja y un amplio comedor en el primer piso. Haces el pedido y te lo llevan a la mesa (un plus para mí). Aceptan efectivo y tarjetas visas. Realmente una excelente opción en microcentro para comerse una hamburguesa que no tiene nada que envidiarle a las norteamericanas.

A disfrutar!