Luego de maravillarnos por la magia que ya se vivía en el Disney Magical Express y por la decoración de los hoteles Disney por los que pasamos antes (pueden leer aquí la primer parte del relato), llegamos a destino: All Star Music.

Nos encantó desde el momento en que lo vimos, si bien a comparación de los que habíamos visto en el camino – que son de una categoría superior – parecía “sencillo”, nos brindó todo lo necesario para disfrutar nuestra estadía. Al momento del checkin nos tocó una señora muy amable que no hablaba español pero nos hicimos entender sin problemas, nuestra habitación ya estaba lista así que nos dió las Magic Bands y el plano donde estaba la misma. Cargamos los bolsos y salimos.

La habitación estaba en el área de Jazz, justo la zona que habíamos pedido porque no era la ruidosa frente a la pileta ni tampoco muy alejada, tenía el equilibrio justo. También respetaron nuestro pedido de cama KingSize, así que súper felices. Habíamos hecho unas compras en amazon y walmart y nos llamó la atención que no estuvieran en la habitación esperándonos,así que, con números de trackeo en mano, nos fuimos a recepción a preguntar.

Esta parte fue agotadora, porque tuve que dictarle a la señora todos los números y letras en inglés jajaja. Más allá de que el desafío para el cerebro parece sencillo, luego de un rato se pone difícil, la señora no podía encontrar algunos paquetes, así que otra intervino y volvió a probar con otro formato de código y aparecieron todos :D. Destaco la amabilidad y paciencia del personal, increíble.

Ya era la hora del almuerzo así que aprovechamos para comer algo ahí, probamos unas quesadillas de pollo muuuy ricas. Aprovechamos y compramos el mug para bebidas por toda la estadía.Cómo pueden ver empezamos con mucha calma, pero es que nos estábamos preparando para ir de shopping, cosa que a ninguno de los dos le gusta mucho.

Fuimos sin auto, y sabíamos que un taxi desde el hotel salía bastante más caro que desde el Downtown por lo que decidimos bus hasta el Downtown y de allí Taxi. El taxi nos cobró u$sd16 hasta el Premium Outlet más cercano, es decir el de Vineland Avenue.

Plano en mano, fuimos derecho a Nike donde no nos gustó ni un par de zapatillas, arrancamos mal, todo fluor. De ahí nos fuimos al adidas, donde por suerte conseguimos algo ponible y compramos. Ese día compramos en GAP, MaidenForm, Rebook, Polo, Columbia y la más importante: The North Face. Decimos la más importante porque el siguiente destino era Nueva York y habíamos ido casi sin abrigo.

Nos encontramos con, en el momento gente desconocida y ahora amigos, en el patio de comidas y cenamos ahí mismo en un lugar de comida china. Muy amablemente ellos nos dieron una hora más para comprar y nos llevaron al hotel. De todas formas hay parada de Taxis en la puerta del Outlet.

Llegamos a la habitación y ya estaban todas las compras 😀 Acomodamos un poco lo que habíamos comprado y lo que habíamos recibido, ducha y a dormir ya que al otro día arrancábamos con los parques. Se venía Animal Kingdom.