Antes de viajar había leído unos cuantos relatos y casi todos coincidían en que la verdadera magia comienza cuando entras en Magic Kingdom, así que estábamos muy ansiosos por comenzar este día.

Tan ansiosos que casi no pegamos un ojo la noche anterior y nos quedamos dormidos cerca de la madrugada!! De todas formas decidimos tomarnos la situación con calma y arrancamos como todas las mañanas, tostando pan en el Food Court del hotel, aprovechando la manteca que se puede utilizar gratis y tomando café con leche con nuestros Mugs recargables. Terminado el desayuno partimos hacia Magic Kingdom. Por suerte el clima había mejorado mucho y el día estaba hermoso.

Entramos más tarde de lo planificado pero nos recibió la magia de lleno con el desfile Move It, Shake It, Celebrate It!!. Siendo sinceros no podríamos haber entrado en mejor momento al parque, nos recibió el desfile con todos los personajes bailando por la Main Street… Increíble!

Cuando se terminó el desfile y la gente empezó a liberar el paso lo vimos, ahí estaba el castillo que tanto esperábamos conocer. Ese castillo que uno ve de chico y lo relaciona inmediatamente con Disney. Nos miramos y ninguno de los dos podía creer en donde estábamos. No caíamos que estábamos finalmente en Disney.

Relato_Disney_Dia3_1_11

Luego de unas fotos de rigor frente al castillo, que estaba bajo mantenimiento y tenía una grúa molesta, nos despabilamos un poco y nos dirigimos a la zona de Adventureland. Arrancamos con Swiss Family Tree House que está basada en la clásica película de los Robinsons, esta atracción solo es para ver la casa en el árbol, no tiene nada de raro y para acceder a la misma es necesario del uso de escaleras.

Quisimos seguir con el Jungle Cruise pero estaba momentáneamente cerrado por problemas técnicos así que seguimos hacia Piratas del Caribe. A pesar de que muchos se quejan de esta atracción, nos pareció muy divertida. Si es verdad que podría tener más acción o estar más actualizada, pero no por eso hay que dejarla de hacer. Al salir de allí, y luego de jugar con algunas espadas, parches de ojo y demás en la tienda de souvenirs, fuimos a A Pirate’s Adventure ~ Treasures of the Seven Seas. Este es un juego interactivo, apoyando la Magic Band empezamos la aventura, retiramos un mapa y nos van dando pistas para ir en búsqueda del tesoro. Terminas recorriendo media Adventureland apoyando la Magic Band sobre distintos elementos para hacerlos reaccionar, nos encantó, muy divertido. Imagino que si van con chicos aún mejor, nosotros éramos los grandotes tontos siguiendo las pistas del mapa jajaja.

Finalizando con la parte de piratas, volvimos sobre nuestros pasos para probar suerte con Jungle Cruise, pero todavía seguía cerrado. Esto causó que nos quedara pendiente para el próximo viaje. Hicimos Walt Disney’s Enchanted Tiki Room que está buena por lo que representaba para Walt, pero si andan con poco tiempo pueden dejarla de lado.

Entrada al Enchanted Tikki Room

Entrada al Enchanted Tiki Room

Dejamos atrás Adventureland para adentrarnos en Frontierland. Allí una de las atracciones principales, Splash Mountain, estaba cerrada por mantenimiento durante toda nuestra estadía, así que era otra atracción más para agregar en la lista de cosas pendientes para la próxima visita. Seguimos hacia Big Thunder Mountain Railroad que nos encantó, muy divertida y menos violenta que Everest, que el día anterior nos había sacudido medio feo. Nuevamente la ambientación fue algo que sorprendió por completo. Esta atracción sería una de las más repetidas, si las cuentas no me fallan, ese día la volvimos a hacer 3 veces más en distintos momentos del día.

Ya a esta altura nos agarró hambre y nos dirigimos hacia Pecos Bill Tall Tale Inn and Cafe. El menú elegido para la ocasión fue una Taco Salad para compartir. La misma está compuesta por una ensaladera hecha de masa de taco, en ella ponen una buena porción de carne picada con salsa y luego uno pasa por la isla de condimentos y le agrega lo que quiera. Para leer más sobre la isla de condimentos y como aprovecharla pueden leer aquí.