Seguimos con el relato de Universal, salimos de Transformers sorprendidos por la calidad del simulador, es realmente muy buena la atracción. Quisimos repetir pero la espera llegaba casi a 60min, por lo cual desistimos.

Relato_Disney_Dia5_3_3

De las atracciones disponibles, había muchas cerradas por temporada baja, y de las que nos interesaban solo nos quedaba la de los Minions, así que volvimos a esa zona. La espera había bajado de 60 min a 40, pero a los 20min ya estábamos entrando en el juego. Somos fanas de los Minions desde la primer película de Mi Villano Favorito, son los bichos más tiernos y ridículos del mundo, son unos genios!

Relato_Disney_Dia5_3_1

La entrada a la atracción está ambientada como la casa de Gru. Pueden ver desde esculturas a cuadros, uno mejor que el otro. Entras al laboratorio y te metes en un loca aventura con tus amigos amarillos. Como para variar arman un despelote terrible en el laboratorio.  Al finalizar te convierten en un minion, muy gracioso.

La tienda de regalos de esta atracción es de lo mejor que vi, me quería comprar todooo. Nos vinimos con un Minion, Stuart, que nos hace compañía en el living de casa.

Compramos un balde de pochoclos recargable y nos tiramos en el “pasto” frente a Rockit a esperar la hora en que empezara el show de cierre del parque. Después de descansar un rato preguntamos a un Cast Member si se iba a hacer el show y nos responde que no, que no estaba confirmado que se realizara.

Relato_Disney_Dia5_3_10

Sabíamos que ese día Island of Adventure cerraba una hora más tarde que Universal, aprovechando el Ticket Park-To-Park nos cambiamos de parque. Como buena loca de Harry Potter y sabiendo que quedaba poco tiempo, fuimos derecho a Hogsmeade. Llegar de noche y ver el castillo me emocionó de una forma que solo los fanáticos van a entender.

La atracción dentro del castillo tenía 60minutos de espera, pero Dragon Challenge, la de las 2 montañas rusas zarpadas, estaba vacía. Pudimos ir casi corriendo por los pasillos en penumbra hasta llegar a subirnos a la atracción. Empezamos con la verde/azul. Nos encantó, es alucinante la cantidad de vueltas que da: Genial!

Nos bajamos y dijimos: otra vez! Así que nuevamente el caminito hasta subirnos a la roja. Wow! Esta va más rápido que la anterior, nuevamente adrenalina total y felicidad pura. Nos bajamos de esta y nos temblaban las patitas por lo que decidimos cortar con las atracciones fuertes por el día.

Nos quedamos recorriendo Hogsmeade, compramos algunas golosinas y recorrimos las tiendas. Ollivanders, Dervish and Banges y Honeydukes. En esta última compramos una rana de chocolate y unos caramelos de limón (como los que le gustan a Dumbledore en los libros). Empezamos la vuelta cuando nos vinieron a pedir muy amablemente que nos retiráramos porque el parque cerraba. No me quería ir, estaba en Hogsmeade, era una muggle rodeada de magos y no podía creer donde estaba.

Relato_Disney_Dia5_3_24

Salimos por la zona de Jursassic Park, les recomiendo visitarla de noche, los dinosaurios saliendo de los arbustos casi que ni se ven y cuando los ves te sorprenden.

Teníamos 30 minutos para llegar al estacionamiento porque nos pasaban a buscar, así que el CityWalk lo miramos de pasadita nomás.

Llegamos al estacionamiento y a los 5 minutos nos pasaron a buscar. En esta ocasión Jorge manejaba y Victoria venía cebando mates. Fueron nuestros primeros mates en una semana, los que sean argentinos o uruguayos sabrán ese sentimiento luego de un período de abstinencia.

Camino al All Star Music, mientras charlábamos y tomábamos mates, sacan 2 hojas de papel y nos dicen: “Disfruten chicos, no se pueden volver sin ver Fantasmic y Wishes”. Nos quedamos helados y nos explican que cada uno de esos papeles era válido por una entrada con Park Hopper para volver a los parques. Se imaginan nuestra sorpresa, no lo podíamos creer. Ofrecimos pagar por las entradas y los servicios y se negaron. Esa noche quisimos invitarlos a cenar y estaban complicados con los horarios, lamentablemente no coordinamos para cenar en nuestras vacaciones pero nos encontraríamos en Argentina unos meses después para comer algo y ponernos al día.

Volvimos al hotel contentos, después de la grata sorpresa que nos dieron nuestros amigos. Sabíamos que al otro día teníamos que arrancar temprano y el cansancio pegaba bastante. Usamos los Mac & Cheese que habíamos comprado en el Walmart Online. Los 4 “potes” nos salieron 2 dolares. Usamos 1 cada uno en la comida, solo necesitamos agregarle agua y mandarlo 2 minutos al microondas. Hicimos eso en el Food Court del hotel y los llevamos a la habitación para cenar viendo la TV. Ducha y a la cama, al otro día a las 8 nos pasaba a buscar el transporte de Mears para ir a Island Of Adventure, nos esperaba un día lleno de Harry Potter sabiendo que íbamos a poder repetir Magic Kingdom y Hollywood Studios, ¿Qué más podíamos pedir?