El mate, para muchos, es más que una simple infusión. Para mí, por ejemplo, es todo un ritual y la excusa perfecta para sentarme a charlar con alguien. Además, es mi combustible: sin un mate a la mañana no arranco.
Estar arriba de una avión no cambia las cosas. Contrario a lo que muchos piensan: SI, se puede tomar mate en el avión! Hoy te cuento que hay que tener en cuenta para disfrutar de un #MomentoMatecito en el aire.

El Termo

¿Se puede pasar seguridad en el aeropuerto con un termo? Por supuesto! Lo que no siempre podemos pasar es el termo con agua. Pero sí podemos pasar el termo vacío. Cada uno elige el termo de su preferencia, yo tengo un Stanley, un Thermos, un Contigo. Ahora en Melbourne además sumé un Coleman a la formación

Para los vuelos, el Contigo me parece el más cómodo. Como es chiquito, lo puedo llevar en la mochila sin ocupar demasiado espacio. Además lo uso como botella de agua fría.

¿DÓNDE CONSEGUIR EL TERMO STANLEY EN ORLANDO O MIAMI? 🧉

No sé como hacen los fans del Stanley para maniobrar semejante socotroco en la cabina del avión. Por eso nos compramos el Stanley más chico, que se ajusta mejor a las necesidades viajeras. El Thermos lo dejo en casa, si bien es más chico que el Stanley grande y tiene la misma capacidad, sigue siendo grandote para mi gusto.  

El agua caliente

¿Dónde consigo agua caliente? En el sector de pre-embarque pueden pedir en alguna cafetería. Si tienen la suerte de visitar un VIP, como el de LATAM, pueden pedirla ahí. Cuando estamos en el VIP no tomamos mate, preferimos aprovechar la oferta de vinos, pero sobre gustos no hay nada escrito.

Conociendo el Salón VIP de LATAM en Ezeiza 🥂

Si el vuelo no va a Estados Unidos, generalmente, no se hacen controles posteriores al de seguridad. Esto indica que podrían subir al avión con el termo lleno. En los vuelos a Estados Unidos se hace un segundo control, más si les toca la “temida SSSS” en el boarding pass, y se vuelven a revisar los líquidos.

Últimamente este segundo control es más común. Nos pasó lo mismo desde Chile hacia Australia. Incluso este último fue peor porque nos tiraron una botella de fernet que habíamos comprado en el free-shop de Buenos Aires 🤬.

Si no consiguieron en el pre-embarque y quieren tomar mate en el avión, siempre pueden solicitarle agua caliente al TCP. En el vuelo de Level a Barcelona, el TCP nos comentó que solo podía cargarnos 2 termos durante todo el vuelo, si bien es una limitación, me pareció una cantidad apropiada.

Sobre el mate y la bombilla

Muchos temen que les quiten el equipo de mate en seguridad. Sinceramente no se me ocurre como convertir un equipo de mate en un arma mortal, pero más de uno lo pensó y es por eso que siempre preguntan. La bombilla metálica suele ser el tema más consultado. Si bien usamos la bombilla tipo cuchara, hemos pasado con diversos modelos y nunca tuvimos un problema.

El tema del mate no es muy difícil: solo hay que evitar los mates de vidrio. Yo los evito en día a día porque me gustan los de calabaza, pero mucha gente los prefiere. Además de los clásicos de calabaza o madera, otra buena opción son los de silicona. Éstos últimos son livianos y fáciles de limpiar.

La Yerba

Por último está el tema de yerba. En estos últimos años se fueron agregando distintas restricciones para el transporte de sustancias tipo polvo en el equipaje de mano. A quién queremos engañar, la yerba debe ser un 50% polvo. Sin embargo, no estoy segura si está incluida en esta categoría. Por si acaso, y para evitar malos momentos, solemos usar el mini paquete de yerba de 250 gramos. Cuando conseguía Playadito, aprovechaba y compraba. Sino compraba cualquier paquete de 250gr que conseguía en el super del barrio.

Siempre está la opción de usar una bolsa de cierre hermético tipo Ziploc. Pero las caras que suele poner la gente al ver la yerba en esas bolsas no es la mejor. Al ser una cara que prefiero evitar en un control en el aeropuerto, ahora relleno un paquete usado de 250gr con yerba del paquete grande. De esa forma me ahorro explicar qué es. Al ver el paquete hacen menos preguntas.

En el equipaje a despachar pueden llevar cuanta yerba quieran/puedan, sino nos creen miren como vinieron nuestras valijas en el último viaje.

Accesorios prácticos para no ser pasajeros maleducados

Esto puede parecer una obviedad para muchos, pero parece ser que es mejor aclararlo: nunca dejar yerba en la pileta del avión. O en ninguna pileta, no sean soretes malas personas. Esto fue, explícitamente, lo que nos pidieron los TCPs de Level cuando solicitamos agua caliente, y si nos lo dijeron es porque seguro vieron más de un caso en donde esta simple regla no se cumplió.

Pero no desesperen, que hay un par de accesorios que pueden simplificar el proceso de limpieza o guardado del mate con yerba usada.

1- La bolsa con cierre hermético: este fiel dispositivo nos puede ayudar tanto a contener el mate con la yerba usada o a guardar la yerba usada hasta que la podamos depositar sin hacer un enchastre.

La segunda opción puede ser la más arriesgada porque en el proceso de vaciar el mate podemos hacer la madre de los kilombos. Si son medio torpes, como quien escribe, iría directamente a la opción 2.

2- Tapas de silicona: este gadget mágico no para de darnos alegrías. El pack suele venir con 6 tamaños distintos y el más chico anda perfecto para cubrir el mate. No solo lo usamos con el mate usado, sino también para llevar el mate preparado en la mochila sin tener que cargar con el paquete de yerba.

Este método solo requiere de motricidad fina a la hora de sacar la bombilla del mate. Funciona muy bien incluso con gente torpe. Estas siliconas las pueden conseguir en Mercado Libre, Amazon o IKEA.

Resumiendo: sí, se puede tomar mate en el avión

Sí, se puede tomar mate en el avión. Si son materos como nosotros, sean felices y disfruten de unos buenos mates entre las nubes.